Tips para mamás y papás

     Cualquiera puede aprender un idioma, pero si lo hacemos desde niños es mucho más fácil. Algunos aprenden a hablar los dos idiomas igual de bien, pero otros hablan

mejor alguno de los dos, esto puede variar en las diferentes etapas de la vida, en especial si alguno de los idiomas no se practica frecuentemente.

Quizás no sea tan fácil saber cómo enseñar a un niño a ser bilingüe, pero la información que aquí les describo les puede ayudar.

 

   Hay muchas maneras de aprender a ser bilingüe:

Una manera de hacerlo es usar dos idiomas desde que nace el niño. Muchos niños crecen aprendiendo dos idiomas al mismo tiempo. Esto se puede lograr de diferentes formas:

  • Cada padre la habla en un idioma.
  • Según el horario: en el día se habla español y en la noche inglés.
  • Según la actividad: Por ejemplo, se habla español en la comida y se habla inglés en las clases de la tarde.
  • Se puede hablar por ejemplo ingles en casa y dejar que empiece a aprender español cunado vaya a la escuela.

     

Existen muchos recursos para ayudarle a aprender.

  • Libros: hay que leerle en ambos idiomas.
  • Programas de computadora o aplicaciones: Hay numerosos programas interactivos que pueden ayudar al niño a desarrollar esa destreza.
  • Música: cantar en los dos idiomas.
  • Programas de televisión y DVD: En estos enseñan al niño los números, el alfabeto, los colores y vocabulario básico.
  • Grupos de aprendizaje de idiomas: Existen campamentos de idiomas o programas para practicar el idioma.

De cualquier modo hable en casa el idioma en el cual se sienta más cómodo y bríndele al niño oportunidades para practicar ambos idiomas.

 

    La mayoría de los niños aprenden a comunicarse alrededor de la misma edad y siguen patrones de desarrollo típicos. Esto es cierto ya sea que el niño aprenda uno o más idiomas.

Cada niño bilingüe es distinto y el desarrollo de las destrezas dependerá de la cantidad y calidad de experiencias en cada idioma.La mayoría de las niños dicen su primer palabra alrededor de los 12 meses y combinan palabras a los dos años.

 

     Aprender dos idiomas no confundirá al niño: Como parte del proceso de aprendizaje el niño confundirá las reglas gramaticales y usará los dos idiomas en la misma oración.

Al introducir el segundo idioma es posible que algunos niños no hablen mucho durante un periodo, este se llama “periodo de silencio” puede durar varios meses y es perfectamente normal.

Hablar más de un idioma no produce trastornos de lenguaje.

Normalmente un niño debe:

  • 1-1.5 años :Usar palabras en el idioma más familiar.
  • 1-2 años: Seguir instrucciones sencillas.
  • 2-3 años: Combinar dos o tres palabras.
  • 2-3 años: Hablar con claridad de modo que la familia lo entienda.

 

A demás si un niño escucha otros idiomas desde bebe es más probable que los pueda pronunciar con muy buen acento cuando sea más grande, el cerebro se entrena y se capacitan más neuronas.

Así que si dominan dos idiomas cómodamente en la familia puede ser muy benéfico para el niños que le hablen en ambos.

 

 

     Creo que es importante incluir este tema en este blog pediátrico porque no es raro que algunos adolescentes en las reuniones sociales empiecen a probar alcohol .

     El alcohol en forma de etanol (alcohol etílico) se encuentra en las bebidas alcohólicas, en los enjuagues bucales, en los extractos para cocinar, en algunos medicamentos y en determinados productos domésticos. La intoxicación por alcohol etílico en general se produce por consumir demasiadas bebidas alcohólicas, en especial en períodos cortos.

Los viajes son emocionantes y viajar con niños, sobre todo chicos, puede ser un reto.

Para disfrutar el viaje y poder estar sin estrés voy a comentarles los puntos básicos de seguridad.

Hay que seguir ciertas reglas para alimentar a un bebé con mamila y evitar que vomite o trague aire y le de más cólico.

No es lo mismo viajar con niños que solo adultos y si no se toman en cuenta los siguientes puntos las vacaciones en lugar de ser relajantes y divertidas pueden ser una pesadilla.

 

            Los celos son muy comunes y difíciles de evitar. Muchos papás observan la reacción del hermano mayor al conocer a su nuevo hermanito en el hospital y piensan que no hay celos por que no se enojo o por que no tuvo una mala reacción, en mi experiencia los celos se presentan un poco más tarde, cuando el hijo mayor cambia sus rutinas y se siente menos atendido por los padres o por otros miembros cercanos de la familia ( como las abuelitas).

            Normalmente los hijos mayores tienen sentimiento encontrados, están felices y emocionados con el bebé y también enojados o con sentimientos que no están listos para identificar y  manejar.

            Muchas veces surgen estos sentimientos por el rol que tendrá que jugar el hijo mayor; por ejemplo, tener que cuidar a su hermanit@, no lastimarl@, jugar con él, prestarle sus cosas, etc. Va a ser difícil que entienda por qué lo tiene que hacer y sentirá que recibe menos atención y pierde beneficios.

     Será un mito o una realidad, lo que si se es que muchos papás si lo padecen y que no solo son los terribles dos, también están los tremendos tres…..

     La cosa es un poco de esta manera, un día tu bebe lindo , que nunca hace berrinches y no te da problemas, de repente cambia, experimenta cambios de humor bruscos con arrebatos de ira.

     Los niños pasan por varias fases en su corta vida, la etapa de los terribles dos es una etapa de rebeldía . A los dos o tres años de edad, es el momento cuando expresan más abiertamente su independencia (aunque lo hace con rebeldía). Cuanto mas independiente es el niño, más difícil puede ser esta etapa. Están explorando un mundo nuevo, prueban los limites, descubren su propia personalidad, y lo filtran a través de las reacciones de los demás. Muchos psicólogos infantiles llaman a esta etapa la primera adolescencia.

Para las mamás que están lactando a sus bebés  y trabajan o estudian en muy importante lograr tener un almacenamiento de leche materna, para que otra persona pueda alimentar lo en su ausencia.

La mejor leche es la materna y mientras más meses la tome el bebé ,será mejor.

Vamos a ir describiendo punto por punto lo que se debe de hacer y lo que no:

La lactancia materna es muy importante tanto para el bebé como para la madre. Numerosos estudios demuestran que los bebés alimentados al seno materno son más sanos y se enferman menos frecuente que los bebés alimentados con formulas.

Al inicio de la alimentación con alimentos solidos o en papilla se le llama ablactación, se puede iniciar desde los 4 meses pero idealmente iniciamos a los 6 . La decisión de iniciar papillas depende de muchos factores:

Página 1 de 2

Artículos Recientes